Lo más importante, por supuesto, son las características funcionales, tales como la eficiencia energética, la velocidad, la precisión y calidad. Para los robots de KUKA Roboter GmbH, sin embargo, el aspecto exterior es también importante. La compañía con sede en Augsburgo ha reconocido que el diseño es un instrumento estratégico que actúa positivamente.

El premio reddot anual se presentó el pasado 2012. Alrededor de 1.800 empresas y diseñadores de 58 países expusieron su capacidad de diseño frente a la competencia internacional. Dos robots de la serie KR QUANTEC se encontraban en el podio de los ganadores: el KR 240 R3100 ultra-K y KR 270 R2700 ultra. Este último llegó a ganar el codiciado punto rojo “lo mejor de lo mejor”.

NN reddot 01

Totalmente Sofisticados – Por dentro y por fuera

En cuanto a los robots de KUKA se refiere, la funcionalidad y apariencia estética no son mutuamente excluyentes. En el desarrollo de nuevos productos, el diseñador industrial Mario Selic se involucra desde casi el principio. La estrecha interacción entre la experiencia en el diseño y la ingeniería innovadora de los robots que no sólo satisfacen las más altas exigencias mecánicas, sino que también son atractivos; después de todo, la tecnología sofisticada requiere un diseño sofisticado para ir a la par. Para KUKA, el diseño reduce los costes y el consumo de energía, aumentando la vida útil de los productos. Para nuestro cliente se traduce en una guía de usuario ergonómica e intuitiva

Corredores de maratón de una enorme resistencia
El lenguaje de formas de los robots de KUKA refleja hacia el exterior los valores interiores del aparato. Mientras que antes el aspecto de los robots expresaba robustez, hoy en día, su esbelta pero fuerte figura los convierte en atléticos corredores de maratón con una enorme resistencia. El diseño no solo permite ofrecer una imagen atractiva, sino que también mejora las funciones técnicas. Así, los elementos dispuestos de forma orgánica con fluidez en las formas favorecen el flujo mecánico de las fuerzas y aumentan la solidez de los componentes. Este tipo de diseño confiere a los robots una gran estabilidad y rigidez.

Más estilizados = Más sostenibles

La consecuencia de este diseño más esbelto del robot es un ahorro estudiado de material que, además de reducir peso, permite ahorrar energía. En la construcción consideramos cada gramo de material, ya que todo peso superfluo debe ser movido y acelerado. Así, el peso total se ha reducido, aunque el rendimiento ha aumentado en un 30%. Al concebir los robots se le da especial importancia a que el diseño sea atemporal: después de todo, los robots de KUKA se utilizan por lo menos durante diez años o más.