• El manipulador móvil puede desplazarse de forma autónoma por la fábrica, evitar obstáculos y llevar a cabo tareas de manipulación adaptándose a su entorno, al tiempo que es capaz de interactuar con los operarios para ciertas tareas.
  • El concepto de robótica colaborativa aporta flexibilidad a la industria, dado que permite que los robots puedan trabajar al lado de los operarios de forma más ágil y mejorar la productividad y la ergonomía de muchos puestos de trabajo en la planta.

SEAT Componentes y el centro tecnológico Eurecat y han desarrollado conjuntamente un manipulador móvil industrial, cuyo diseño integra avances en robótica colaborativa y navegación autónoma que hacen posible que pueda desplazarse por la fábrica, detectar y evitar obstáculos, explorar su entorno para reconocer objetos y llevar a cabo tareas de manipulación de piezas, además de ser capaz de interactuar con los operarios para ciertas tareas.

Para ello, el robot desarrollado por SEAT Componentes -la planta de producción SEAT dedicada a la fabricación de cajas de cambios- y Eurecat incorpora un sistema de sensores que le permiten percibir y entender su entorno más próximo y trabajar de forma inteligente, adaptando su tarea de forma automática.

Este hecho permite que el manipulador, denominado MAIC, “pueda detectar objetos de forma automática, evitar obstáculos y aportar seguridad en las interacciones con los trabajadores”, señala la directora de la Unidad de Robótica y Automatización del centro Tecnio, Pepa Sedó.

Según la investigadora, “el concepto de robótica colaborativa aporta flexibilidad a la industria”, dado que permite que “los robots puedan trabajar al lado de los operarios, sin requerir un vallado de separación, de forma más ágil y mejorar así la ergonomía en la planta”.

En concreto, MAIC está dotado de un manipulador colaborativo que permite la operación del brazo robotizado de forma segura, lo cual le permite operar en el mismo entorno que las personas e incorporar una serie de funciones que facilitan al operador interactuar directamente con el robot.

Además, está dotado de un sistema de navegación inteligente basado en sensores embarcados en el robot, de forma que no requiere de la instalación de ningún tipo de infraestructura adicional, como reflectores o líneas magnéticas.

De acuerdo con la directora de Robótica de Eurecat, este tipo de tecnología tiene potencial en entornos de logística, en los que “la capacidad de llevar a cabo tareas de forma colaborativa y de manera automatizada marca la diferencia en clave de competitividad y productividad”.

El manipulador ha sido desarrollado dentro de un proyecto RETOS de transferencia tecnológica industrial para automatizar la carga de piezas a una máquina y se encuadra dentro del concepto de industria 4.0, que suma tecnologías digitales e industriales con vistas a mejorar el proceso productivo.