TALOS ha nacido para llevar la tecnología humanoide bípeda un paso más allá dotándola de aplicaciones industriales. Desarrollado por PAL Robotics, este robot humanoide de 1.75m de altura está diseñado para integrarse en la fábrica del futuro. Su misión es realizar tareas industriales complejas en colaboración con los humanos.

Los robots colaborativos como TALOS están concebidos para ayudar en tareas peligrosas que pueden dañar la salud del trabajador. Por ejemplo, trabajos físicamente exigentes o hostiles para la biología humana, que requieren fuerza constante, o una postura corporal incómoda durante un largo período de tiempo. Su integración en tales procesos evitará riesgos laborales al tiempo que aumentará la productividad.

La tecnología humanoide sigue constituyendo uno de los desafíos más grandes en robótica. Al mismo tiempo, son las plataformas más adecuadas para convertirse en parte integral de tareas específicas, ya que se adaptan completamente a nuestro mundo, pueden caminar por terrenos irregulares, superar desniveles y utilizar nuestras herramientas sin necesidad de adaptar el entorno.

TALOS puede caminar de forma estable y levantar hasta 6 kg con cada brazo estirado. Todas las uniones utilizan engranajes de alta precisión que aseguran exactitud y repetitividad. Por otro lado, TALOS puede manejar hábilmente herramientas industriales pesadas con las pinzas industriales personalizadas que le sirven de manos. PAL Robotics ha equipado a TALOS con avanzados sistemas electrónicos y sensores que permiten un alto rendimiento del robot en aspectos como el control, la locomoción y la percepción.

Características técnicas de TALOS

Dentro del cuerpo humanoide de TALOS, de 1.75 m de altura y 100 kg de peso, hay un gran esfuerzo de integración mecatrónica. TALOS está dotado con control de par en todas sus articulaciones gracias a los sensores que tiene en cada una de ellas y que, en definitiva, posibilita que haya interacciones seguras entre los robots con los humanos y con el entorno.

El robot humanoide de PAL Robotics puede caminar dinámicamente con los algoritmos actuales a una velocidad de 3 km/h y por suelos irregulares. La arquitectura antropomórfica de TALOS ha sido especialmente pensada para que tenga un amplio espacio de trabajo, ideal para tareas que requieren bi-manipulación. Sus brazos de 7 Grados de Libertad tienen una carga útil de 6 kg cada uno con el brazo estirado, permitiéndole usar hábilmente herramientas industriales pesadas.

Esto se complementa con las comunicaciones internas EtherCAT, que facilita que pueda reaccionar rápidamente ante cualquier fuerza externa. Su software está totalmente basado en ROS (Robot Operating System). TALOS es un robot completamente eléctrico, a diferencia de otros robots de este tipo. El robot humanoide tiene una autonomía de 1.5 horas caminando, y hasta 3 horas en espera.